lunes, 14 de abril de 2014

¿Cómo escribo con un plumín oblicuo flexible?

El que nunca ha escrito con un plumín oblicuo se preguntará si podrá escribir con un oblicuo o si le gustará. Es difícil encontrar una pluma barata con plumín oblicuo para probar, y lanzarse a comprar una sólo por probar puede resulta muy arriesgado. Lo cierto es que la mayoría de gente que lo ha probado le ha encantado y repite. 
La única complicación que tienen los puntos oblicuos es que hay que apoyar bien los dos iridios de la pluma contra el papel y no rotar el plumín mientras se escribe. De esta manera nunca se cortará el flujo, no rascará contra el papel y quedará una letra más expresiva.

Escribir con un oblicuo flexible es un paso más avanzado. Voy a explicar cómo lo hago para no forzar el plumín y que no termine deformado, desalineado o con un gavilán desplazado con respecto al otro. Desconozco si será la mejor opción de escritura, tampoco quiero obligar a nadie a que lo haga de la misma manera. Lo que sí sé es que me funciona y lo comparto por si a alguien le pudiera resultar de utilidad. 

Espero se entienda con las fotos, ya que las he exagerado un poco para ver la diferencia. En realidad escribo a medio camino entre las dos.


Los diestros escribimos tal y como se ve en la primera foto. Los zurdos lo tenéis más fácil, siempre y cuando escribáis con el el plumín por debajo de la línea de escritura, ya que la pluma queda alineada con las letras descendentes.
La forma de escribir con oblicuos rígidos es igual. Con oblicuos flexibles, sin embargo, no es recomendable, ya que al ejercer presión puede descentrar el plumín con respecto al alimentador o peor; puede que se desalineen los gavilanes si se ejerce más presión sobre un gavilán que el otro.


Sentido flexión forzada.


Sentido flexión sin forzar.

Esta posición de la foto 2 es menos agresiva para el plumín. Favorece la flexión del plumín sin forzar. 
El angulo de la pluma sobre el papel también influye; cuanto más tumbado está más fácil se hace flexionar.



Forma de escritura habitual para un diestro.

Y así escribo yo con estilográficas flexibles, es la forma con la que más cómodo me encuentro para no forzar el plumín al flexionar (más o menos, ya que he exagerado un poquito el angulo). También se puede girar el papel para escribir con el ángulo adecuado, depende de cada uno:





Espero os resulte de utilidad.

1 comentario:

  1. Muy detallado y las imágenes se entienden muy bien. Muchas gracias por una explicación tan práctica!!!
    Saludos,

    ResponderEliminar