viernes, 14 de agosto de 2015

Gimena Erica

Pablo Carrasco es el artesano que está detrás de las estilográficas Gimena. Años atrás empezó su andadura en la fabricación de plumas con el modelo Ebenus, en ébano oscuro. Más adelante vino la Amaranthus, en madera de maranto: http://tortugavacumatica.blogspot.com.es/2014/06/plumas-gimena-ebenus-vs-amaranthus.html

A principios de este 2015 se ha lanzado de lleno con la producción de plumas y ha presentado cuatro nuevos modelos; Ebenus 2, Ebenus 2.8, Erica y Erica Magnus.

En el siguiente enlace se pueden ver todos esos los modelos: http://www.gimenapen.com/modelos/Meses atrás ya revisé los modelos Ebenus y Amaranthus: 

De todas ellas, la que más me gustó fue el modelo Erica. Por lo que, ni corto ni perezoso, me hice con una y ahora os la presento.

Como curiosidad, su denominación tiene origen el nombre botánico de la madera de brezo con la que está hecha; Erica arborea.







Quizás, lo que más llame la atención en esta pluma es el sistema de carga. Hay que desenroscar el cuerpo del conjunto plumín para poder cargar de tinta el convertidor. Para poder desmontar estas dos partes, Pablo ha diseñado una herramienta a la que denomina "cigüeñal"









El anillo y roscas están hechos con plata maciza 925. La disposición de las parte metálicas, así como la claridad de la plata, contrastan con el tono oscuro de la madera y combinan a la perfección.









El clip merece comentario aparte. Tiene un diseño con forma de hoja, que no te deja indiferente. Para ser honestos, no me gustó a primera vista. Pero, con el paso del tiempo, he descubierto que es parte más característica y es la gracia de la pluma. Sin ella sería una más, como otras tantas que hay de forma cilíndrica. 



La madera está barnizada con laca urushi. La que muestro en fotos, además, tiene un tinte negro para oscurecerla.

Lo primero que se nota al coger la pluma es el tacto sedoso y suave de la laca sobre la madera. No parece madera. Para escribir puede resultar algo resbaladizo, pero no resulta incómodo. 



El plumín.

Se trata de un plumín Jowo de oro de 14 kilates con alimentador de ebonita de 6mm. El grabado y rodiado están hechos por el propio Pablo.
El plumín es semi-rígido; no es como un clavo de duro, pero casi. Si el iridio del plumín está bien tallado y los gavilanes tienen una separación adecuada y están bien alineados, repercute en una escritura suave y placentera, lejos de esos plumines con feedback, o sensación de roce contra el papel.
El diseño y la ebonita con el que está hecho el alimentador facilita el paso de la tinta. Eso hace que el flujo sea constante desde la primera a la última palabra escrita. 
Además, Pablo revisa y retoca todos las plumines para que se ajuste al gusto del usuario.





Este plumín tiene lo mínimo que debe tener un plumín, pero, bajo mi punto de vista, viene corto de flujo de fábrica. Después de ajustarlo al gusto, con un trazo muy húmedo, ha quedado perfecto.









Mi opinión

De esta pluma me gusta todo. Es artesanal, su forma, su zona de agarre lisa, los materiales usados en su fabricación, el diseño de su plumín y la sensación de escritura que me transmite.

El tacto del cuerpo, el peso del cuerpo y el flujo del plumín me permiten escribir sin presionar. Es como si sólo me dejase escribir de esta manera; de una forma pausada, lenta y disfrutando del deslizar del plumín contra el papel.

Por sacarle alguna pega, el proceso de carga puede resultar trabajoso y hasta delicado, ya que hay que desmontar el conjunto plumín. Además, hay que tener el cigüeñal de apertura a mano. 
Aunque, quién sabe, puede que a más de uno le resulte un ritual lleno de encanto.



lunes, 8 de junio de 2015

Aurora Sole Giallo

Aurora Sole Giallo, es una pluma de 1996. Se produjo en edición limitada de 7500 unidades.





El diseño de la estilográfica es el mismo al modelo Optima actual. En la foto se puede observar la similitud entre el modelo Optima, en color verde, y la Aurora Sole.

La pluma tiene una longitud total de 128 mm. y un peso en vacío de 22 g. Su sistema de carga es mediante émbolo integrado en el cuerpo.







Lo que le diferencia este modelo de las Optima es el cuerpo y el capuchón fabricados en resina marmolizada de color amarillo-anaranjado, además de un sol grabado en el clip.


Viene con un plumín de oro de 18 kilates, al igual que todas las series especiales o limitadas de Aurora. Las plumas de catálogo, por otra parte, llevan un plumín de 14kt. 

Aurora es de las pocas casas que fabrican sus propios plumines. Son rígidos y algo húmedos, de flujo generoso pero sin ser excesivo. Su alimentador de ebonita ayuda a que el flujo de tinta sea continuo, uniforme y húmedo.

La sensación que transmite su escritura es el otro aspecto a tener en cuenta. Muy alejado del "feeling" de las Sailor, pero lo suficientemente tenue para que resulte agradable, es una de las características de los plumines Aurora.




Aquellos a los que les guste escribir con el capuchón puesto en el culote, o "posteado", les va a encantar esta estilográfica. El capuchón encaja perfectamente en la trasera. Está tan bien diseñado que ajusta de manera firme sin llegar a desequilibrar la pluma.

La ventana para poder visualizar la tinta es el talón de Aquiles de las Aurora, sin ser frágil, es el punto más débil y por donde primero suelen fracturar.

Lo más singular de las Aurora de émbolo es su sistema de reserva de carga. Cuando se termina la tinta, si desenroscas el culote para bajar el pistón hasta la sección, puedes obtener un extra de tinta para escribir varios párrafos más. Esto que parece una ventaja también tiene un inconveniente; su diseño dificulta la limpieza, ya que siempre queda algo de tinta en el interior. Afortunadamente se puede desenroscar el conjunto plumín-alimentador y hacer una limpieza más exhaustiva, por si la queremos guardar o, simplemente, cambiar de color de tinta.


Termino la presentación mostrando "la Sole" con otras dos plumas italianas; Con la Omas Arte Italiana, punto F, y con la Delta Dolce Vita OS, punto stub.

Espero os gusten.





jueves, 21 de mayo de 2015

Plumines y alimentadores Omas, los actuales.

Fascinado por las plumas Omas, poco a poco, me he ido haciendo con varios de sus modelos. A raiz de ver que muchas de esas plumas las tenía en punto M, decidí no volver a repetir punto. Desde entonces las nuevas que he adquirido las he ido pidiendo en puntos diferentes.

En ellas he observado varias cosas que me han llamado la atención. Las comparto con vosotros por si resulta de utilidad.


Cambio de plumines y tiempo de espera.

El que quiera cambiar el plumín, si se solicita antes del mes de compra, Omas te lo cambia sin coste alguno.

Como ejemplo pongo las últimas dos en llegar: una Ogiva Alba en punto F "Extra Flessibile" y una Omas milord en punto Stub. Con la primera han tardado dos meses en cambiar el plumín y con la segunda 10 meses, que se dice rápido.
Todavía no me explico porqué con algunas tardan mucho y con otras no tanto.














Nuevos plumines "Extra Flessibile" ¿Realmente lo son?

Estos plumines van a dar de qué hablar. Son de 14k y los denominan "Extra Flessibile", que no lo son. Se doblan con excesiva facilidad, si los flexionan más de lo debido. Los plumines antiguos también se deforman si se ejerce demasiada presión, solo que en los de Omas se llega antes a ese punto. Prueba de ello son las siguientes imágenes sacadas de la red:

Esta primera no corresponde a uno de 14k, pero se ve cómo quedan después de haberse deformado.





http://fpquest.com/2015/01/17/ink-a[....]60-vintage-with-montblanc-bordeaux/


http://canetasecoisas.blogspot.com.es/2014/11/omas-ogiva.html


http://www.sbrebrown.com/2014/12/omas-ogiva-alba-fountain-pen-review/



Plumines itálicos, no tiene iridio.

Uno de los motivos por lo que tardó en llegar el plumín stub es porque en origen lo pedí itálico. A los seis meses, cuando todavía no sabía nada del plumín, llamé a Comabella para cambiar el itálico por el stub. No me pusieron ningún problema.
Esa cambio lo hice a raiz de ver la siguiente foto mostrada en FPN:
http://www.fountainpennetwork.com/f[....]-a-factory-italic-nib/#entry3218941

Fue donde me enteré que los itálicos de Omas los tallan a partir de un punto B. Lijan los iridios hasta dejar el plumín como se ve en la foto... (s/c)
No sé a vosotros, pero no me gusta tener un itálico de oro sin iridios, en este caso sólo rodiado. Personalmente me parece poco serio, por no decir otra cosa.
Es por eso que pedí el cambio a un stub, porque estos últimos sí tienen iridios.
¿Qué os parece este itálico? ¿Compraríais un plumín de oro sabiendo que no tiene iridios?






El alimentador de ebonita, uno de los secretos del éxito de Omas.

Hace pocos años empezó a vender algunas plumas con alimentadores de plástico. Ahora, afortunadamente, han vuelto a los de ebonita. En mi opinión, es uno de los responsables de éxito de Omas.

Así son los actuales. Son de ebonita y su canal de alimentación tiene una hendidura con dos surco. Por una parte, la ebonita, al ser porosa, hace que el alimentador siempre esté húmedo y facilite el fluir de la tinta. Por otra parte, los dos canales del alimentador suministran una buena cantidad de tinta.








Este año 2015, Omas ha añadido otra modificación al diseño de los alimentadores. Si antes eran muy fluidos, ahora, con este nuevo diseño de surcos lo son más, eso dicen los que lo tienen. Parece ser que los surcos retiene más cantidad de tinta y repercute en una mayor fluir de tinta.

Las fotos son de un compañero que amablemente me las prestado. Corresponden a un plumin "Extra Flessibile". Desconozco si Omas empezará a sumistrar todos así o sólo son para los plumines especiales.

¿No os recuerda al diseño de los alimentadores de Sailor? En mi opinión tienen un parecido más que razonable. Es curioso, hasta ahora los alimentadores de plástico han imitado la forma de los de ebonita. Este el primer caso donde veo que un alimentador de "caucho vulcanizado" imita uno de plástico.








Sistemas de carga por émbolo.

Termino con este despiece, sacado del siguiente blog: http://www.bleubug.com/2011/08/27/arco-light/

En ellas se ve el despiece de los dos tipos de sistemas de llenado que tiene Omas en la actualidad. En la serie "Vintage", el propio cuerpo hacer de barril donde se almacena la tinta. En la serie "Icon", como novedad, el sistema es más complejo y la tinta no llega a tocar el cuerpo gracias un cilindro añadido.

El tiempo dirá cuál de los dos es mejor sistema.






Termino con una frase, robada a mi querida María, que refleja lo que siento por Omas:

"Me sigo declarando enamorada de Omas, me encanta su flujo y sus diseños, y si alguna más se pone a tiro, seguiré corriendo riesgos y poniendo a prueba mi paciencia, a mí me merece la pena".





sábado, 9 de mayo de 2015

Omas Ogiva Alba Verde - F "Extra Fessibile"

Entre mis plumas Omas me he propuesto no tener puntos repetidos. Esta pluma que presento, una Omas Ogiva Alba, la he pedido en F "Extra Flessibile". Me acaba de llegar hace poco y estoy encantado con ella.

Admito que fue una compra emocionalmente impulsiva y caprichosa, pero tiene todo lo que busco en una pluma; una estética que me gusta, es equilibrada para escribir, sistema de carga por émbolo, ligereza y, sobretodo, un plumín algo juguetón con un excelente flujo de tinta.

Esta pluma se lanzó al mercado a finales de 2014 y, a la par que este modelo, sacaron otros idénticos en color naranja y en color violeta. Verde, arancione e viola, en italiano. En total 327 plumas por cada color.







Su cuerpo traslúcido permite ver el mecanismo interno de la pluma, así como la tinta en el depósito.



El rodiado del plumín, el clip y la greca del capuchón combinan muy bien con el color del cuerpo.



En tienda venía con un F, pero como ya tengo otro punto igual, pedí un cambio a un F "Extra Fessibile". La decisión resultó ser acertada, ya que, en mi opinión, da más juego que los finos de serie.
Para realizar el cambio, que hay que pedirlo ex profeso. La pluma viajó a Bolonia, sede de Omas, para volver tres meses más tarde con el nuevo plumín.







Mientras editaba las fotos, observé una excesiva separación entre gavilanes. De ahí que los trazos de escritura pareciesen propios de un M, en vez de un F.

He desmontado el plumín para ajustarlo y, de paso, he aprovechado para sacar fotos a lo que considero es el secreto de su húmeda escritura; el alimentador con su canal de doble surco, como los antiguos.





Con esta pluma me gusta escribir sin presionar, en vez de flexionar. Más que flexible diría que es "deformable", ya que a partir de un punto de presión los gavilanes se pueden deformar y no vuelven a su sitio. Con este plumín me veréis flexionar poco, no quiero llevarlo a su límite, como mucho una ligera variación en el trazo de las descendentes.


Con todo esto no quiero dar a entender que se dobla con excesiva facilidad, los plumines antiguos también se deforman si se ejerce demasiada presión, sólo que en los de Omas se llega antes a ese punto.


Termino esta presentación con una muestra de escritura donde se puede intuir esa humedad que describo. 
Espero os haya gustado.