domingo, 1 de noviembre de 2015

Osmia-Clavijo

De todas las plumas antiguas que compro, algunas llegan rotas. Otras, simplemente, son irreparables. La mayoría de veces cuesta mucho encontrar piezas de repuesto. Tengo varias plumas guardadas en algún cajón y esperando a que les busque alguna solución o les de salida.

Algunas llevan demasido tiempo apartadas y nunca he sabido qué hacer con ellas. Sobre todo con las que tienen un buen plumín. No sé a vosotros, pero a mí me da mucha pena tener plumines tan buenos sin poder usarlos.


Es el caso de una vieja Osmia 664, con un punto flexible OBB, que no podía usar porque el émbolo, con el que cargaba tinta, estaba roto y no encontraba piezas de repuesto.

Hace tiempo que me rondaba por la cabeza usarla para hacer una pluma a medida. No sé en qué momento, ni dónde, me enteré que se podía comprar resina de Conway Stewart ¡Fue el momento de ponerse manos a la obra! Vistos los últimos trabajos hechos por Gabriel Clavijo, me decidí por él. Fue todo un acierto, como podréis ver en las fotos.


Resumiendo; hice de la Osmia 664 un "mártir", que ha donado su clip y plumín del 4. El sistema de carga elegido ha sido un convertidor CON-70 de Pilot, por su capacidad de carga y facilidad de limpieza.

Vamos, que tiene plumín alemán, cuerpo inglés, maquinaria japonesa y diseño italiano, con permiso de las Wahl Doric americanas, claro está. Por si eso fuera poco, está montado en la Rioja.


Al final, ha quedado así.



Para llegar al resultado final di muchas vueltas. Primero, empecé dibujando algunos bocetos. Algunas partes están basadas en las Conway Sterwart, otras partes están inspiran en modelos alemanes. Al final ha prevalecido el diseño italiano. Eso sí, todas basadas en modelos del siglo pasado.




Más adelante, dibujé los diferentes diseños en AutoCad. Es portante este paso, dado que, al dibujarlo a escala, se puede intuir cómo puede quedar en la realidad. Es aquí donde puede descartar ideas y terminar de definir detalles.



Después de muchas modificaciones, decidí basarme en el modelo Paragon de Omas. Es por esto que decía que el diseño tenía algo de italiano.




Quiero agradecer el trabajo de Gabriel Clavijo. Él tiene el mérito de lo bien que ha quedado la pluma. Da gusto ver lo bien que ha ejecutado la pluma a partir de los bocetos propuestos.















Gabriel tuvo la genial ocurrencia de idear una pieza que uniera la boquilla, el convertidor y el plumín-alimentador.



Termino la presentación con una escueta muestra de escritura, en el que se puede intuir la variación de trazo y fluidez de este plumín. A mi entender, junto con el trabajo de Gabriel, es la estrella de esta pluma.

Espero os guste.





3 comentarios:

  1. Fantástico trabajo de Gabriel en le ejecución y tuyo en el diseño. El resultado es una pieza envidiable. Enhorabuena y gracias por mostrarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El trabajo de Gabriel es excelente. Como nos veremos la próxima semana lo podrás ver in situ.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Estoy muy impresionado, tanto por la belleza de la pluma, como por el trazo del plumín y, desde luego, por el talento y el trabajo que ha permitido la creación de esta preciosidad

    ResponderEliminar